Actualmente son cada vez más las personas que se atreven a iniciar su propia aventura empresarial. No obstante, en ocasiones, cuando un determinado usuario tiene una idea en mente que quiere desarrollar, se encuentra con un gran obstáculo: el dinero necesario para sacar adelante dicha idea.

Así, surge el crowdfunding. Si te preguntas que es el crowdfundingpodemos definirlo como una campaña de financiación colectiva, en la que usuarios de todo el mundo pueden realizar una determinada aportación económica. Desde su creación, con este sistema se han desarrollado todo tipo de proyectos: películas, giras de música, inventos innovadores… Incluso proyectos sociales como la creación de escuelas en países del tercer mundo.

Los sistemas tradicionales para obtener financiación son dos. Por un lado, recurrir a familiares y amigos que puedan prestar el dinero necesario. Y, por otro lado, optar por solicitar un préstamo en una entidad bancaria. No obstante, en ocasiones ninguna de esas dos alternativas es una buena opción.

Más allá de ser una alternativa cuando los emprendedores no pueden obtener financiación por la vía tradicional, el crowdfunding se está convirtiendo poco a poco en la primera opción para conseguir el dinero para sacar adelante un proyecto y para invertir dinero.